Soliloquio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Soliloquio

Mensaje por Ángela Vitore el Vie Nov 11, 2016 12:33 am

*La luz del resplandecía sobre las hojas de los árboles, caminaba mirando mis zapatos. Llevaba uno de mis conjuntos favoritos, poco elegante pero muy de acuerdo con mi estilo, se componía de una camisa verde a cuadros negros, con unos pantalones negros ajustados, con botas de tacón con la lengüeta roja y el resto de color negro.* (Me queda bien todo el conjunto, ¿Cuánto tiempo hace que no sientes el calor del amor?, ¿Cuánto tiempo hace que no abrazas un corazón?, ya ni me acuerdo, ha pasado tanto tiempo desde la última vez…todos ellos han pasado por mis manos, nos hemos divertido, pero ¿Qué es la diversión si no hay amor verdadero?) *Casi me chocó contra un árbol mientras estaba hablando conmigo misma, y al cruzar una calle casi me quedo sin pies al pasarla un coche tan de cerca, suerte que soy una demonio y puedo verles venir, además de que soy más resistente que un humano mundano. Seguí caminando hasta que llegué a una callejuela que, aunque fuese de día estaba poco iluminada* (El lugar perfecto) *Sonreí, y avance. Deje tras de mí la luz del día y sentía el duro frío de la sombra engulléndome* *Me adentré hasta el final, donde no había ningún resquicio de luz* (Esto no es una callejuela, es un callejón que no lleva a ningún sitio) *Acerque mi espalda contra una de las paredes del callejón y me deje caer hasta quedarme sentada* (¿Cuántas peleas has librado? Demasiadas, y todas han dejado alguna que otra herida, pero sin duda esta es la peor de mis batallas, no le veo ni si quiera la victoria, pero aquí sigues al pie del cañón, ¿Qué otra opción tengo? ...rendirme…desde luego que no, esa es la última de mis opciones y todavía quedan muchas por explorar. He estado jugando demasiado tiempo sin ser muy consciente de lo que hacía…de lo que pasaba a mi alrededor…pero con el paso de los siglos cada vez es peor…se hace más insoportable, dicen que es una bendición…pero le veo más el parecido a una maldición.
Echo de menos tantas cosas…sentir la piel de aquella persona...mirar a una persona como la mire a ella…que me mire con esos ojos, pero ese recuerdo cada vez se me va haciendo más borroso)
*Golpe mi nuca contra la pared en la que estaba apoyada, me hice daño, pero aun así aguante el grito de dolor, y mantuve la cabeza contra la pared * (¿A quién quiero engañar? Esto se está convirtiendo en una farsa cada vez de menos calidad…y yo soy la protagonista de esta farsa al que llamo Vida.
Odio aparentar esta frialdad que me envuelve, esta aura de superioridad sobre los humanos y ángeles…aunque me llame Ángela…mi madre lo hizo aposta.
M-I M-A-D-R-E…esa palabra…)

*Comenzó a brotar una salada gota por el ojo de la cicatriz, sentí como salía de la cuenca del ojo, bajaba por la mejilla hasta alcanzar la comisura del labio…saqué la lengua para poder saborear la diminuta gota* (Estoy llorando, ¿Cuántas veces te ha ocurrido esto, niña tonta? Ninguna, de la que te acuerdes, esta es la primera vez…)
*Me enlacé las piernas con los brazos, y metí la cabeza en el hueco* (Es dura la imagen que estoy dando en el puto callejón…suerte que nadie de ninguna especie está viéndome…creo que estoy dando pena)
Por primera vez, a Ángela ni le apetecía pasar este mal rato con la ayuda de la botella, ni quería estar con compañía para aliviar el dolor. (Me siento rara, no quiero tomarme nada para pasar el mal rato, ni tampoco quiero acostarme con otro u otra para olvidar…quiero…vivir este momento…porque no lo he vivido las suficientes veces como para familiarizarme con él… PERO ES DOLOROSO. Eres una niña tonta y estúpida, aguanta el tipo y sigue adelante…así es la vida.
Pero yo no pedí una vida así, a esto no se le puede llamar vida…he dejado atrás tantas cosas…a tantas personas… QUIERO VERLES…)
*Me doy cuenta de todo lo que está pasando. Me he caído al suelo, pero sigo entrelazada…con casi un charco de lágrimas mezclado con el hedor del suelo de un callejón oscuro...nada agradable…los ojos están rojos de tanto llorar…siento que el frío se ha apoderado de casi todas mis extremidades y empiezan a temblar…los dedos de los pies casi son cubos de hielo* (¿Cómo he podido llegar a esta situación?) *Me levanto del suelo encharcada por la mezcla de mis lágrimas y la mierda del suelo, y me voy del callejón. Con ojos llorosos y el alma destrozada* (¿Qué alma? …Si no tengo) *Empiezo a caminar por el lado derecho de las calles de cualquier ciudad, todas me parecen iguales…abarrotadas de gente con la que pasar el rato, pero que ninguna me llenara tanto como aquella mujer, aquella alma que la abandono y me condeno. *
- ¡¡¡TE ECHO DE MENOS!!! *La gente que circundaba a mi alrededor comenzó a mirarme como a una loca, nadie comprendía lo que sentía, y mucho menos lo que pensaba*
*Salí corriendo en un impulso de ira* No sabía contra quien cargar esa ira…tal vez…el señor Mandamás…o tal vez…la tierna humanidad…realmente no quería odiar a nadie…pero ¿Qué otra opción la quedaba? (¿Porque te marchaste? ¿Porque me abandonaste?) Esas preguntas comenzaron a rebotar dentro de mi cabeza como si fuesen la bola de un partido de tenis, no tendría jamás una respuesta…y no sabe cuándo morirá.
*Empecé a susurrar mientras corría por las calles de aquella ciudad:
-Te echo tanto de menos…he dado todo lo que tenía…esto me pasa por hacer lo que hice.
*Acción*
(Pensar)
-Hablar, a veces también susurra.
avatar
Ángela Vitore

Mensajes : 11
Karma : 358
Fecha de inscripción : 11/07/2016
Edad : 19
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.