El despertar del Alimoche

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El despertar del Alimoche

Mensaje por neophron percnopterus el Dom Jul 31, 2016 1:27 am

PARTE I

Nadie sabe nada de mi origen, ni siquiera yo. Recuerdo que hace 18 años desperté de una especie de trance del que no recuerdo nada.
No se como entré en aquel sueño ni que ocurrió antes de este, pero no he parado de preguntarme que fue de mi vida anterior a él.
El momento en el que desperté es el momento en el que más vivo me he sentido.

Recuerdo ir respirando poco a poco. Cómo mis brazos se envolvían en llamas que compartían el ritmo de mis pulsaciones. 
Poco a poco iba abriendo los ojos. Aparecí en una cueva más o menos agradable. Lo que tampoco olvidaré fue el dolor que recorrió todo mi cuerpo al intentar levantarme. Fue en ese momento cuando vi una enorme herida en mi pecho. A día de hoy sigo sin saber exactamente a que se debe dicha herida, pero ciertos acontecimientos están provocando que me vaya haciendo una idea de lo que ocurrió. Esa herida es de las pocas que no me ha cicatrizado aun habiendo pasado 18 años desde 
la primera vez que la vi. Posiblemente tuviese que ver con mi sueño y mi amnesia. 
Esa cicatriz es como si me definiese, no ha cambiado en absoluto en todos esto años, está exactamente igual que ese día, como si me la hubiese hecho recientemente. 

Recuerdo además que al lado de mi mano había sangre de demonio, muy seca, yo diría que tenía meses. A diferencia de la sangre humana,
la sangre de demonio tarda en desaparecer por completo, o al menos eso es lo que he observado en mi mismo a lo largo de mi corta vida.
Aquella sangre que abandoné allí podría serme útil en la actualidad, así que seguramente volveré por ella. Si averiguo de quién es, aclararé
algo más las lagunas de mi pasado.


Salí de aquel agujero por primera vez a la semana de despertar. Probablemente uno de los mayores errores que he cometido en mi vida, y que 
jamás podré enmendar. Sin embargo, ese error me ha hecho crecer como demonio y aprender a adaptarme a situaciones particularmente duras, situaciones
de vida o muerte.


-------
Pensar
Actuar
Hablar

neophron percnopterus

Mensajes : 45
Karma : 453
Fecha de inscripción : 13/06/2016
Edad : 18
Localización : En el centro de un plano en R^3

Ver perfil de usuario http://blackboatman.blogspot.es/

Volver arriba Ir abajo

PARTE 2

Mensaje por neophron percnopterus el Dom Sep 18, 2016 12:39 am


Durante meses estuve explorando aquella cueva, y la montaña en la que se encontraba. Fueron de los mejores meses de mi vida. Vivía en libertad,nadie me decía que hacer, hacía lo que quería sin dañar a nadie ni a nada, cazaba si tenía hambre, me acercaba al río si tenía sed... Todo era perfecto.
Aunque durante esos meses, me llamaba la atención que un lobo me seguía siempre. Daba igual si me pasaba todo el día caminando o volando, siempre me encontraba.
Era como si me conociese de toda la vida, como si antaño hubiese sido su dueño, y lo peor es que me daba la sensación de que le conocía. Durante una temporada estuvo en mi cabeza la posibilidad de matarlo y comérmelo, pero aquella extraña familiaridad con la bestia me lo impidió. Llegó el día en que me acerqué tanto a él que incluso llegué a tocar su pelaje. Curiosamente, no se quemaba con mis brazos, incluso parecía gustarle le calor que emanaba de ellos. Era extraño, pero en vez de alarmarme, me sentía bien, calmado.
Fue entonces cuando me miró a los ojos y empezamos a hablar.

-Te conozco, demonio. y tu a mi también, pero ahora mismo no lo recuerdas. Esa herida que tienes en
el pecho es la que te provocó el sueño y tu amnesia.
-Espera, ¿Me conoces? Imagino que serás parte de mi vida anterior a ese trance. ¿Qué más sabes de mi? en ese
momento, mi tono pasó a ser muy agresivo
. -Siento no poder contarte nada viejo amigo, ELLA nos vigila, y mientras ELLA nos vea, no podré revelarte nada de nuestro
pasado en común. Y sobre todo del tuyo, fuiste mi mejor amigo, y casí me muero cuando me enteré de lo que ELLA te hizo. -¿Pero el qué? ¿Qué fue lo que me hizo?. La
mirada del lobo se volvio arisca y penetrante. -Escuchame viejo amigo, aunque no pueda contarte nada de tu pasado, si puedo hablarte de lo que te va a ocurrir. Debes
abandonar estas montañas cuanto antes, o ciertos seres no muy amigables te encontraran. Huye hacía el sur, llegado el momento, nos encontraremos de nuevo, pero por ahora
debes hacer lo que te digo, estaremos en contacto
. Entonces el lobo se dirigió hacía un precipicio cercano desde el que saltó y se vaporizó. Mi cara de incredulidad era enorme. Sinceramente, todavía no entiendo qué sentimientos o simplemente qué me hizo seguir al lobo y saltar por aquel precipicio, pero saltar y desplegar las alas para después disfrutar de la agradable brisa que produce el rozamiento de mi cuerpo con el aire es algo de lo que no me he cansado jamás, pero aquella vez fue única. (tal vez por
qué es la única vez que no me he estrellado al aterrizar).

Me pasé horas en el aire, y durante ese tiempo estuve meditando si debía hacer caso a aquel lobo y largarme de aquellas montañas. Surgieron también otras dudas, ¿Quién era ese lobo?
¿Cómo demonios me conocía? ¿Y quién era ELLA?. Mi cabeza empezaba a estar cansada de aquellos pensamientos y decidí volver a mi cueva. Sin duda habían pasado varias horas desde que me encontré con ese lobo
porque ya había anochecido. Volví a la cueva y me apalanqué en el mismo rincón de siempre. Durante meses siempre había dormido exactamente en el mismo sitio en el que desperté de aquel sueño
eterno. La verdad es que ese lobo me hizo plantearme una pregunta a la que todavía no he encontrado respuesta, ¿Realmente todo esto es real? ¿O en realidad es una pesadilla, y el sueño eterno si
era real?. Sin duda fue uno de los días más duros de mi vida, pero no tenía ni idea de lo dura que se iba a volver mi vida desde aquel encuentro.
Sin duda tenía que abandonar aquellas montañas, y buscar manuscritos e información sobre mi. Pero caí en la cuenta de que ni siquiera recordaba mi nombre ni mi apellido, no conocía ni a mi padre, ni a mi madre.

Aquellos pensamientos inundaron mi cabeza de una tristeza enorme. Creo que es de las pocas ocasiones en las que he dejado escapar mis lagrimas.

-----------------------------

Actuar - 650 nm
Hablar (neophron) - 525 nm
Hablar (lobo) - 400 nm


neophron percnopterus

Mensajes : 45
Karma : 453
Fecha de inscripción : 13/06/2016
Edad : 18
Localización : En el centro de un plano en R^3

Ver perfil de usuario http://blackboatman.blogspot.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.